viernes, 16 de julio de 2010

#16 Amapa – el ultimo estado en Brasil antes de llegar a Guyana Francesa


La familia nos invito a su casa y así partimos en 8 en el pequeño carro de uno de sus 13 hijos que nos esperaban ya. El ambiente era muy religioso, se hablaba de dios, se cantaba de la biblia y en la noche todos se preparon mucho tiempo frente del espejo para ser guapo para le misa. Joa el padre nos llevo a una favela con casas de madera todos en el agua, era increíble, las cables de la electricidad, que se roban del red publico, tocaron nuestros cabezas cuando caminamos por la pasarela que era como la “calle” principal.

Saludamos a la gente que aparte de una bombilla encendida frente a la puerta de entrada no utilizaron mucha energía, de vez en cuando vimos y escuchamos grandes estéreos, una otra cosa típica de Brasil, compartir su música a alto volumen con los demás. La ultima de estas casas humildes sin ventanas era la casa de Dios, nuestro destino y el de muchos niños con sus padres. La mitad de los 8 metros
quadrados era ocupado por vocinas gigantes, television, pantalla con ordenador, estéreo y mesa de mezcla y dos sofás donde los niños escuchaban o mas bien jugaban mientras diferentes personas muy creyentes gritaban en el micrófono, su voz era multiplicado atraves del sistema audio que tenia un falso contacto. Encima de todos había una bombilla que regalo luz a la cumonidad creyente, alado bamboleado un ventilador que compartio un poco de aire para los mas de 20 personas que se estrujaban dentro de la iglesia. Estuvimos impresionados de la intensidad de las palabras, la fuerza que tenia a nosotros y los que vienen aquí cada día y por cuales la iglesia evangelica representa el foco de su vida. Todos nos saludaron amablemente con sus manos y creemos que nunca llegaron dos viajantes de tan lejos y además blancos aqui. El próximo día no nos quería dejar ir, nos propusieron de hacer el misionario y por
lo menos de quedarnos un poco mas, pero aunque nos costa de dejar especialmente Neuziani y Miriam las hijas tan queridas, nos fuimos para la ciudad. Dormimos por primera vez en la casa de los bomberos, en el grande pabellón deportivo con solo un grande techo, sin muros, era perfecto para nosotros y además con la temperatura óptima y gente muy amables. El señor del consulado era muy amable, dijo que podemos ir directamente a Guyana Francesa, para pedir un nuevo pasaporte. Luego nos invito a un desayuno francés en el Hotel de su mujer, que rico y como el era el primer Europeo que encontramos desde la llegada a America teniamos el sentimiento que comprendio mas lo que hicimos y que viaje realmente hemos hecho, porque la reacción de la gran mayoria de gente que contamos de lo que estamos haciendo no mostró ni un cambio en la cara y a veces pensamos que pudiamos tambien decir que caminamos desde Rusia y que la reacción seria lo mismo. Se sentía la riqueza en la ciudad mas grande del estado Amapa que con solo 600 000 habitantes es el secundo menos poblado de
Brasil. La capital en cual estuvimos solo se alcanza en avión o barco y es uno de los puntos mas remotos del país. Por todos lados se veían gente de todos tipo de edad con su cometa en el aire, era impressionante y el ambiente era muy tranquilo alado del rió que también aquí era mas sucio que otra cosa. Las panaderías, la gente y todos con cual teniamos contacto eran muy amable, era como mas familiar y luego nos llevo de nuevo un policía hacia la ultima gasolinera en la única calle que va hacia “Francia”. Era aquí donde por primera vez encontramos un reten militar, todo muy tranquilo pero se tenían que respectar las leyes por primera vez y así nos separamos y nos fuimos con dos pickups y alado de mas de cientos kilómetros de monoculturas de Eucalyptus, cada cinco años se corta y se planta nuevos porque la demanda es grande y aquí la exportacion va principalmente a China para la producción de papel. Vimos gente en trajes de protección contra el veneno que estaban pulvorizando por la tierra, nos contaron que cada día van mas de 100 vagón lleno de recursos hacia el puerto, sacar de la tierra lo que se puede y de hecho estábamos en uno de los estados con menos explotación abusiva. El paisaje cambio luego y cada vez vimos mas vegetacion y sentíamos que la forresta era cerca. En la noche nos quedamos en una aldea alado de la calle, desde 5 años también tienen electricidad y nos dijeron que cambio todo, hoy todos tienen una television, un refrigador, lamperas que se dejan encendido todo la noche, como las de la Asamblea de Deus que también existe desde dos años aqui. Lula o tambien llamado el hijo de Brasil, el presidente del país mas populado en América Latina, gano con su programa “Luz para todos” otros millones de gente especialmente en zonas rurales que no tenian electricidad antes y que ahora pueden
consumir. Es espectacular como el logro realmente ayudar a los pobres con programas muy exitosos y al mismo tiempo satisfacer los intereses de los invesionistas, de bancos y del banco mundial. Su popularidad es fuerte, especialmente en los partes pobres del país y aunque no se puede presentar a los elecciones este año, su partido sigue con la política de el y el puedo tal vez ser de nuevo el candidato en 2014. La familia que nos nos ofrecieron comida y de dormir eran muy felices con Lula y todo su política, porque ahora también aquí en las esquinas de este grande “emperio” Brasil se puede ver la publicidad y compartir el gran sueño de la mayoría de la gente en países capitalistas, el del consumo.
Nos despedimos para este momento de Brasil con un viaje maravilloso atrás de un, la gran parte del viaje era dentro de la pura selva en un camino de tierra, el busque era tan cerca, tan presente que nos sentimos como dentro de este facinante grande verde lleno de vida y de vegetacion. Con los ruidos de animales salvajes junto con la variedad de plantas, arboles, ríos y arbustos gozamos cada metro de este paraíso natural.


Ya era tarde cuando preguntamos a un hotel se podemos dormir en la terassa, pero sin vacilar nos ofreció una cama por la noche. Ahora solo teníamos que cruzar el rió y como no podía ser de otra manera el barco que transporta los coches al otro lado nos dejaron pasar gratis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.