viernes, 4 de febrero de 2011

#24 La Mágica Nicaragua


Nicaragua nos da la bienvenida de la mejor de las maneras ... el autostop funciona perfectamente, incluso más fácil que en Costa Rica, principalmente por el hecho de que aquí las leyes son menos estrictas y se puede montar en la parte trasera del pick up. Nicaragua es considerada una condición más pobre, menos estricta ... más humana! El sol también está al encuentro, estamos definitivamente fuera de la temporada de lluvias.Sin demora, llegamos a Rivas, el puerto donde un ferry se une a la isla de Ometepe, una fascinante pequeña pieza de tierra en medio de uno de los mayores lagos de agua dulce en América del Sur. Esta isla está dominada por dos magníficos volcanes uno de los cuales, fuma en paz. Pedimos en dos restaurantes algunos restos de comida y en los dos nos invitan a ensalada, arroz y frijoles. El menú tradicional de América Central. Luego reciclamos un poco de pan en una panadería y caminamos hacia el puerto. Como era de esperar, el capitán, seducido por nuestra historia,nos invita a hablar a bordo del ferry.
Llegamos por la noche a la Isla de Ometepe. Una atmósfera extraña emana de este lugar, todo es muy tranquilo, otro mundo, uno se siente seguro con la gente, muchos en las calles, muchos en las bicicletas, todos muy relajados, observando a los recién llegados sin miedo ni rencor.
Llegamos a Mogoyalpa, una aldea en la parte occidental de la isla. Buscando un lugar para dormir, conocimos a John, un estadounidense que se mudó a Ometepe para construir un hotel. Se considera un visionario y se siente inmediatamente atraído por nuestro proyecto. Él mismo tenía una idea en mente, "reciclar" un orfanato de la isla. En efecto, sus ocupantes se van al final de mes porque tienen miedo del volcán.

Nos guiamos por el destino y John nos invita a dormir en su propiedad, una casa grande en el lago. Aprovechamos la oportunidad para relajarnos y visitar a las personas del orfanato que están entusiasmados con nuestro proyecto. "Nuestros Pequeños Hermanos" nos invita a hablar con los niños acerca de nuestras experiencias. NPH es una organización que fue fundada en México y ahora está presente en más de 10 países de América. Compartimos nuestra historia con 5 clases sucesivas.



Un placer poder hablar sobre el medio ambiente, los viajes y el conocimiento con los jóvenes atentos estudiantes.

La isla emana una energía muy especial ... todos nos vemos afectados por este flujo inexplicable. Una tarde, nos encontramos con un extraño personaje "El indio viejo", el más mayor de una tribu perdida, los LNU, una de las primeras tribus que han habitado este planeta ... los primeros seres humanos cuando los continentes estaban unidos. Ellos defienden la teoría de que todos pertenecemos a la misma raza y vivimos en armonía con la naturaleza ... entonces, los continentes y las diferentes personas se han desarrollado a partir de la misma base. Él lo justifica mediante la demostración de que todos los pueblos de la tierra tienen cosas en común, tales como casas en círculo, algunas tradiciones, etc. Hoy en día se considera que 23 personas promulgan el "retorno" a la esencia de la vida.
Parte de este grupo vive en esta isla tratando de ahorrar dinero suficiente para comprar un terreno y construir una comunidad autosuficiente, para después no depender del dinero, en completa armonía con la naturaleza. Fascinante ... y tenemos que creer en ellos: podemos ver su increíble conocimiento de las plantas, el uso de todas las plantas silvestres y la reutilización de todo, es decir, cero residuos.
Ellos producen la mayor parte de sus alimentos, son 100% veganos, hacen sus champús, jabones y medicinas..Además de todo eso, son propietarios de un hostal que permanece abierto al mundo, ya que desean compartir su estilo de vida e invitar a más personas a compartirlo. Este albergue es una especie de puerta de entrada a este mundo casi mágico.


Esta es la primera vez en nuestro viaje nos encontramos con gente tan cercana a nuestra filosofía y son muy coherentes con ellos mismos. Una sensación extraña sacudió nuestros corazones ... es posible hoy en día vivir en armonía con la naturaleza, sólo significa hacer unos sacrificios y sumergirse en una filosofía completamente orgánica. Es difícil irse, pero la cumbre sobre el cambio climático se aproxima y debemos irnos. Salimos de la isla con el corazón oprimido, algo ha cambiado.
Hacemos dedo directamente a Granada, una hermosa ciudad colonial ubicada a orillas del mar. Allí, caminamos por las calles oscuras de la ciudad para unirnos a Quiso, una LNU que vive en una especie de paraíso en el centro de la ciudad, paraíso escondido detrás de una valla de bambú enorme. El objetivo de este lugar es brindar al público la oportunidad de entender la forma de vida de los LNU (por ejemplo, el lugar está abierto a las escuelas). Es impresionante que en este pequeño campo de tan sólo 60 metros cuadrados, se recree la vida de la selva, se siente uno como en un museo.



Quiso vive allí, tranquila, en un mundo donde todo es natural y no de plástico, donde se da la permacultura, el reciclaje, hay plantas comestibles, el árbol de las palabras ... habla un poco más sobre los LNU, han sido casi 30 años para su recuperación, las personas deciden si son o no pertenecientes a esta tribu a los 15 años o cuando uno quiera,es una decisión personal. Esta comunidad es, sin duda, interesante, flexible, abierta, a diferencia de muchas otras. Su cultura es muy compleja con una organización social muy distinta a la nuestra, una armonía entre las personas más completa. Invitamos a todos los interesados a visitar!

Salimos a la mañana siguiente de la casa silvestre y volvimos a la realidad de nuestro mundo. Luchamos para encontrar algunas verduras en esta ciudad turística pero los jefes no estaban y resultó difícil reciclar.

Caminamos hasta la salida de la ciudad y encontramos a un joven oficial de policía que está de acuerdo en acercarnos hacia Honduras ... no nos detendremos en Managua, después de esta intensa experiencia no nos apetece pasar por una ciudad. Fernando es adorable y nos invita a dormir con su familia y también a cenar. Al día siguiente, tenemos la oportunidad de acompañarlo cuando lleva a su novia a una maquiladora donde trabaja. Las maquiladoras son compañías que proporcionan a los mejores fabricantes la fabricación de sus productos a precios bajos. El área donde vamos es una zona libre de impuestos, Levis, Wrangler y otras marcas aprovechan la oportunidad. El gobierno está feliz porque es una vía para proporcionar empleo a sus ciudadanos ... lamentablemente, las consecuencias reales no son favorables para los nicaragüenses. De hecho, trabajan todo el día en muy malas condiciones, no existe una legislación específica, no tienen seguro. Las empresas se benefician de la alta tasa de desempleo para explotar a los trabajadores. Un buen negocio para Levis: producir los vaqueros cuesta US $ 2.5 y luego los vende a US $ 60 en tiendas. Vemos a miles de trabajadores que descargan sobrecargados autobuses a las 6 de la mañana ... un estado de ánimo triste, pesado, caminando como robots, sin pensar, sin una sonrisa. El mundo de hoy sigue siendo un mundo de esclavitud Si seguimos consumiendo como lo hacemos los habitantes del mundo nunca encontrarán paz ni tiempo para disfrutar sus vidas. El capitalismo es otro nombre para la esclavitud, una esclavitud disfrazada, inconsciente.

El gobierno apoya las maquiladoras con la excusa de que puede dar trabajo a los ciudadanos. Daniel Ortega, fue proclamado como un socialista y si algunas de sus reformas sociales son realidad, el resto es propaganda. La realidad es injusta: los muy ricos lo controlan todo y la mayoría vive en la pobreza. Las consecuencias ecológicas son claras, el choque es aún más fuerte ya que estábamos acostumbrados a la limpieza relativa de Costa Rica. A continuación las calles están cubiertas de basura, caminos llenos de plástico esperando pacientemente caer en el océano, a menos que se queme antes.

Al salir de la ciudad, me sorprendió ver a un padre tirar una bolsa llena de basura al otro lado de la calle, con la otra mano sostenía a su hijo. Un triste ejemplo que confirma que la educación es primordial. Fernando nos deja después de habernos ofrecido un poco de fruta. Las chicas están haciendo autostop en la carretera así que fácilmente volvemos a estar en ruta, hacia Honduras. Vemos el daño del cambio climático: campos inundados y la cultura del coco, así como la del arroz, casi completamente sumergida (el 80% de los cultivos fueron inundados ... y es el alimento básico del pueblo).


Pasamos una noche con los bomberos voluntarios, siempre amables, y disfrutamos de la bondad de la gente de Nicaragua, son todos adorables.Un anciano nos invitó a caña de azúcar. El ambiente es tranquilo en este pequeño último pueblo.Nuestra experiencia en Nicaragua fue breve pero nos prometimos volver algún día.


Para el proximo articulo del viaje:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.