sábado, 10 de julio de 2010

#10 La búsqueda de comida y el velero para cruzar el atlántico

La alimentación en La Tomatera consiste por grandes partes del reciclaje y como nosotros también llamados "Ingenieros del reciclaje" nos interesó mucho y empezamos desde el inicio de hacer reciclaje intenso. Especialmente lascontenidores de una cadena del supermercado local, HiperDino se convirtió en nuestra caja del tesoro.

Preguntando a los empleados cuando salen los contenedores era el primer paso, luego solo necesitábamos esperar al tiempo justo y nos quedaron entre 10 y 30min. hasta que el camión de la basura lleva todo. Pero en estos minutos de reciclaje de lujo sacamos montones de yugort, pan, frutas, verduras, pasteles, salsas, ensaladas, dulces y mucho mas!

Cada día se encontraba algo diferente y no éramos los únicos, algunos otros también reciclaban y se llevaron
las montanas de carne para sus perros y animales. Siempre se compartía todo y había un ambiente amigable entre los que reciclaron. En general cada supermercado tiraba entre 10 y 50 kilo de comida buena al día, los productos lactosas se tiraba siempre 3 días antes de la fecha de caducidad y aunque muchas verduras y frutas parecían un poco viejo eran todavía bueno. Nunca antes en nuestras vidas comimos tan bien y variado como ahora, nos dio mucho pena de ver que la mayoría de la comida no se reciclaba y andaba dentro de los camiones de basura sin ningún uso.

Además descubrimos que los supermercados no reciclaban carta ni plástico, todo se fue a la basura normal y nos pareció escandaloso que los autoridades lo dejan pasar. Aparte de comida también reciclamos ropa, muebles y otras cosas útiles que la sociedad tiraba. La Tomatera se quedaba a unos 30min. a pie del puerto deportivo y por el camino encontramos rápido panaderías, fruterías y otros negocios que nos revaloran lo que iban a tirar. El puerto se convirtió en nuestro segundo hogar, buscando por un barco para cruzar el atlántico conocimos a todos y siempre nos dijeron lo mismo: "Ahora no es la temporada justa y tienen que esperar hasta Noviembre Diciembre". Pero no nos dejamos desmotivar y seguimos la búsqueda, nuestro destino porque aunque que cada fin y principio del ano era el tiempo para coger un barco sabíamos que también ahora salieron barcos. Dos tres veleros salieron para Capo Verde y el Caribe cada semana, solo que nunca necesitaban tripulación. Como consejo para todos que quieren cruzar el charco, el tiempo perfecto es en Noviembre-Diciembre, cuando mas de 50 barcostopistas se juntan aquí en el Puerto de la Luz para buscar un barco para cruzar. En esta temporada hay una grande regata y mas de 500 barcos se van al otro lado del charco y muchos buscan tripulación!

Las semanas pasaron y como también había puertos en el sur de Las Palmas nos fuimos hacer un pequeño viaje a Puerto Rico y Playa Mogan, no encontramos barcos, pero descubrimos un poco mas de la belleza de la isla. Encontramos a gente maravilloso, descubrimos la locura de monoculturas de tomates y bananas que son casi enteramente hecho para el export. Con mucho gusto regresamos a Las Palmas para seguir la búsqueda en el puerto mas grande de la isla. teníamos mucha suerte con nuestros nuevos amigos de La Tomatera y regresando del puerto se sentía como llegar a casa, nos sentimos muy bien ahí. Conocimos también los fundadores del proyecto Autoliberacion que empezaron una plataforma donde gente comparte en talleres sus talentos y todo sin dinero. La idea principal es que todos podemos intercambiar algo, todos sabemos algo para compartirlo con los demás, cada uno puede enseñar algo a los demás, sea idiomas, yoga, arte, danza y mucho mas. Mike y Aurora nos invitaron de presentar nuestro viaje en el Café D'espacio junto con Autoliberacion. El día de la presentación nos dijeron que nunca vieron el bar tan lleno de gente, todos escuchaban con grandes orejas a nuestra aventura, nuestra vida sin dinero y mucha libertad. Con La Tomatera organizamos un día de comida reciclada gratis para el barrio con la presentación del documental "Nosotros alimentamos el mundo" en el Taller de la casa. Fue un gran éxito y docenas de personas disfrutaron de la comida como del film.

Hacer barco stop es similar al autostop, siempre te va a llevar alguna buena alma y es solo un cuestión de tiempo, pero también los trayectos en barco son mucho mas largas que los en coches. Paciencia y la aceptación de lo que es, es lo mas importante en la vida y de eso hemos aprendido mucho en estos días, en este viaje. Conocimos también a una pareja francesa con un bebe de dos anos que vendieron todo en Francia y se fueron en su barco para recorrer el mundo. Les contamos de la riqueza de las basuras en Las Palmas y unos días después les vimos ya "basuring", como encontraron tanto lo regalaron también a los demás personas en el puerto. Al finales de abril estuvimos esperando ya unos 3 semanas a un barco, una mail de un capitán o un señal. Casi todo los días controlamos los contenedores del puerto donde siempre se encontraba algo y un día encontramos algo especial. Una mochila con libros de geografía y dos banderas, pero no cualquier bandera, sino la de México, el país de nuestra destilación del viaje! Un señal fuerte y sabíamos que ahora no puede faltar tanto para un barco que nos llevará a América. El próximo día nos fuimos de nuevo al puerto y ya estuvimos sonando que pronto va a ser la ultima vez de caminar este camino. Llegamos al puerto con nuestros corazones lleno de esperanza y fe que nuestro tiempo para embarcar es pronto. Una vez mas controlamos todo los pantalanes por una barca nueva y en el ultimo puentecillo (pantalan) que controlamos, donde se quedan los veleros mas grandes, descubrimos dos nuevos

barcos recién llegados! Preguntamos al señor lavando a uno de cuales y nos dijo que el no podía llevarnos porque no tenemos experiencia y su seguro no lo aceptará. Pero nos dijo que el otro barco nuevo buscaba también tripulación. Era el primer velero que encontramos que buscaba tripulantes y teníamos un muy buen sentimiento, además eran dos Italianos y ellos siempre nos apoyaron en Cafés, Bars y Restaurantes. Les fuimos a buscar en el Sailors Bar donde todo los capitanes se encontraron siempre y los primeros que hablamos eran ellos. Dos Italianos alrededor de los 30, morenos, vestido en blanco, como si sian nuestros angeles y nos invitaron a sentarnos. Marco y Francesco estaban buscando justo con su portátil tripulación para cruzar el charco cuando les presentamos como el mejor equipo para su barco. Nicola empezó de contar un poco nuestro historia y de nuestra búsqueda de un barco, no pasaron ni dos minutos y nos dijeron que si por lo menos a Capo Verde nos pueden llevar seguro! Nuestros corazones saltaron y nos abrazamos, sonreímos mucho y necesitábamos tiempo para realizar que nuestro sueno de cruzar el atlántico esta convirtiéndose en la realidad. El nombre del barco era "Fetse" y el objetivo de su viaje era de trabajar con su velero de 13 metros y medio en el Sur de América como escuela de vela. Aunque no nos prometieron nada dijeron que es muy probable que también nos iban a llevar hasta Brasil!
Ahí estaba, nuestro barco, nuestro velero que esperábamos por tanto tiempo, al final resulto muy fácil, un momento cambio el viaje, ahora estábamos por meter nuestro pies en un nuevo continente! Queríamos ya unos días antes de partir con la “Fetse” vivir en ella, ayudar a arreglar todo, limpiar y hacernos útil donde podíamos.

Después de un día laboratorio puliendo y ayudando en el velero a nuestro capitán Francesco queríamos dormir en la “Fetse”, pero cuando estuvimos hablando así después del trabajo todos sentados en el interior tenia que decirnos algo el simpático capitán Suditaliano. Nuestra ropa, nosotros y tal vez mas bien los dos tenían un olor demasiado fuerte, desagreable y en estos condiciones no pudimos quedarnos en el barco, que también era como lugar de trabajo para ellos. así regresamos con nuestras mochilas y todo de nuevo a la Tomatera, tocamos una ultima vez la viaja puerta de madera y esta vez como la primera vez, Piedro, el italiano nos abrió la puerta, éramos felices de estar de regreso en nuestro casa favorita. Queríamos disfrutar con las buenas almas Indiana, Piedro, Benke, Laura, Jose, Marcela, Gogi, Tena y Tommy la ultima noche antes de realmente mudar a nuestra nueva casa “ocupa” flotante. Miramos fotos de nuestro viaje,reímos y por ultima vez dormimos en tierra firme, en nuestro querido tejado, sentíamos mucha buena energía, era un lugar muy especial y aprendimos tanto aquí! En la mañana era el momento de grandes emociones, tiempo de partir, dejar una casa llena de amigos de corazón atrás, nos sentimos después de casi un mes de convivencia como parte de este harmónico vida comunal. Después de fuertes abrazos sentimientos profundos y hermosas como cuando una esta enamorado, cuando se siente el estomago por allá de hambre y satisfacción, cuando estas volando por sentir la humanidad, nuestros corazones eran lleno de amor y tan feliz y alegres caminamos por ultima vez el camino al puerto. La despedida de La Tomatera, nuestro hogar lleno de buenos recuerdos, al final nos quedamos casi 5 semanas en este castillo de ocupa, un tercer de nuestro viaje hasta ahora! Nos despedimos de todo la gente que conocimos con el tiempo en nuestra ruta y transmitimos nuestra alegría con grandes sonrisas. así también era por terminar el tiempo en Las Palmas, lo tanto que hemos aprendido aquí, vivido bien y tan cómodo, nuestro espirto de viajeros nos llamo! Ahora llego nuestro tiempo de marinero, mas de 4000km quedaron por adelante, semanas enteras con solo agua alrededor de nosotros. Los últimos días en el barco antes de partir nos bañamos bien en el mar, disfrutamos de sonreír ahora del otro lado, de un barco a la gente que pasaba y nos despedimos de los amigos del puerto.

Andrew, un querido amigo de Inglaterra que estaba ya esperando desde Navidad y que después de que 3 veleros lo querían llevar y luego quebraron o cambiaron idea, se sentía cómodo en Las Palmas, la isla del sol entero, pero nuestro éxito de haber encontrado un barco le animo de nuevo para buscar. Un proverbio dice quien busca encuentra y especialmente gente con buen corazón y así encontró el también solo 2 días después de nosotros un catamarán que le quería llevar directo al Caribe. Dos franceses jóvenes que hicieron mas o menos la misma ruta como nosotros, también fueron llevados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.